Concluye rodaje en Cuba de filme Esther en alguna parte

La Habana, 25 jun (PL) El cineasta cubano Gerardo Chijona concluyó aquí el rodaje de su filme Esther en alguna parte, basado en la novela homónima de su compatriota Eliseo Alberto (Lichi) Diego y protagonizado por los primeros actores Reynaldo Miravalles y Enrique Molina.

El realizador consideró hoy en conferencia de prensa que esta película constituye su obra más personal y optimista, pues será un canto a «la amistad a primera vista», un homenaje a la relación que lo uniera durante décadas al autor del original literario y a su hermano, el ilustrador y cineasta Constante (Rapi) Diego, impulsor inicial de esta adaptación fílmica.

Se trata de una «comedia triste», aseguró Chijona citando a Lichi Diego, quien -dijo- revisó poco antes de morir la última versión del libreto y aportó algunas sugerencias finales.

«Creo que es la primera película optimista que hago; y en ese sentido es más de Lichi que mía», reconoció el director de largometrajes como Adorables mentiras, Un paraíso bajo las estrellas y Boleto al paraíso.

Chijona se mostró satisfecho de reunir un elenco artístico encabezado por Miravalles -quien regresa al cine cubano tras unas dos décadas de ausencia- y Molina; secundados por otros intérpretes consagrados como Deysi Granados, Eslinda Núñez, Verónica Lynn, Luis Alberto García y Laura de la Uz.

Miravalles -quien reside en Estados Unidos- expresó su satisfacción por volver a trabajar junto a amigos en su país, y dijo que aceptó este papel protagónico a sus 89 años debido a que desde el primer momento le pareció estar ante el primer guión «genial» de su carrera cinematográfica.

Molina, a su vez, afirmó que trabajar junto al veterano histrión fue un honor, pero también una gran preocupación pues debía emular su calidad interpretativa y, sobre todo, «no echar a perder el trabajo de Miravalles», una actor cuya presencia en la escena cubana ha añorado el público durante años.

Ambos artistas destacaron la complejidad de sus personajes, algo que, a priori, resulta coherente en una cinta que -según su director- sugiere muchas cosas más allá de la propia anécdota.

El pianista cubano José María Vitier -uno de los clásicos de la composición para cine en la isla- estará a cargo del «trabajo delicioso y peligroso» de poner música a las imágenes.

Esther en alguna parte debe concluir la primera fase de su posproducción a fines de septiembre venidero, pero -de acuerdo con sus hacedores- aún no tienen fecha de estreno.

Fuente: Prensa Latina
Fecha: 25 de junio de 2012